Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Diciembre - 2019
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30 31
Enero - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
20.00€ Det++
 
 
 La herencia de Jesus and Mary Chain.

A Place to Bury Strangers - "Exploding Head"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2010-01-25
 
Una joya musical cargada de transgresión y calidad que nos permite viajar en el tiempo, y disfrutar de sonidosde díficil factura e inconfundible estilo.
 

"Exploding Head" es un trabajo de A Place to Bury Strangers editado en Mute (Ref: CDSTUMM311) en 2009.
Interpretado por Jay Space & Jono Mofo & Oliver Ackermann desde Estados Unidos y navega entre los estilos Rock & After Punk & Gothic & Pop & Noise y tiene una duración de 43.07 minutos.
Enlaces Relacionados: A Place to Bury Strangers & Mute
Valoración: 8 sobre 10

      A Place to Bury Strangers tiene nuevo disco. Se titula “Exploding Head” y ese título le va como anillo al dedo porque lo que hace esta gente es digno trasunto de los The Jesus And Mary Chain o My Bloody Valentine. Ahora mismo estoy escuchando 'Ego Death', el sexto tema del álbum, y, lo juro, esas guitarras sónicas y puercas sólo habían sido paridas por los hermanos Reid.

A Place to Bury Strangers - "Exploding Head"¿Cómo has llegado a escuchar esto, Davólico? No lo sé. Será el cansancio acumulado en las cuencas de mis oídos, un agotamiento seminal de fórmulas repetidas hasta el hartazgo que ahora mismo, un sábado de invierno, se me hace muy cuesta arriba. No reniego –como otros están haciendo –del Hociquismo que tantas bandas han planteado como espejo o escaparate, pero un servidor está soltero, y de vez en cuando le gusta picotear en plato ajeno; y, sinceramente, este disco y los dos nuevos temas que he escuchado de Veil Veil Vanish (ya hablaremos de ellos cuando saquen al mercado su larga duración) son una máquina del tiempo al más puro estilo Lost (lo siento por los que no hayan visto todavía la serie y aquí se estén enterando de algo, culpa suya, tenían que haberla visto), es decir, ejercitas un hermoso bucle de estridencia y pedales escacharrados, pero no es una repetición ad hoc, sino más bien una revisión, una búsqueda de la identidad que contiene su belleza en la búsqueda misma, no en la meta final. Parafraseando a Jacob, todo lo demás es progreso. Y placentera masacre del tímpano, seamos honestos. A Place to Bury Strangers ha fabricado su sonido a partir de referencias clásicas (evidentemente, su single, 'Keep Slipping Away' –que, por cierto, lo escuché por primera vez en la radio, qué grata sorpresa–, es un temazo que ya quisiera el The Cure actual haber siquiera intuido entre sueños), pero no se ha detenido ahí; logra convencernos con una somera dosis de melodía, una hecatombe de distorsión aguerrida, e insensatas ráfagas de reverberaciones. Que algo así, tan propio, tan sincero consigo mismo, hedonista pero escasamente vendible, haya alcanzado ya reconocimiento internacional sólo puede ser fruto de las necesidades de un mercado obliterado a reaccionar con tanto mp3. Hay público para todos los géneros, y es sano recordar tan afortunado hecho.

Así que aquí me quedo yo, sosteniendo una lucha encarnizada con un tema final titulado 'I Lived My Life to Stand in the Shadow of Your Heart', una recreación de garage y ruidismo que me está dejando los sesos embotados de tinnitus, con una conclusión digna de Folkstorm; y no miento. Este disco es un invitado que recibes en tu casa con afable predisposición; el huésped va cuidadosamente despeinado, la barba de dos días meticulosamente cultivada, ropa negra y malva adquirida en alguna tienda de segunda mano, chaqueta de cuero usada, bufanda y gafas de sol. Parece gente interesante, no te meterá en problemas, charla amigablemente, su voz se entumece y lija las palabras hasta dejarlas romas como pastillas de jabón muy usadas. Hay algo oscuro y divertido detrás de todo esto, la garantía de que soñaremos con salvaje adolescencia de sala de estar. Y nada más. Música muy alta y conversaciones prudentes. El ruido ya no te deja escuchar nada de lo que dice. Resuenan guitarras y pantallas distorsionadas. La melodía casi no es nada, pero ahí sigue, entreteniendo la velada con condescendencia. La devoción es para ese muro de sonido, sin duda, la herencia de los Jesus está ahí. Y nada menos.

Trabajo Comentado por: Davo 

Información Relativa al Artículo
Sellos: Mute
Estilos: Rock & After Punk & Gothic & Pop & Noise
Nacionalidades: Estados Unidos

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }