Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Enero - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Febrero - 2020
L M X J V S D
0102
03 04 05 06 07 0809
10 11 12 13 14 1516
17 18 19 20 21 2223
24 25 26 27 28 29
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
10.00€ Det++
 
 
 Dinero y sobrevaluación

Noche Electrónica Alemana-Mexicana: Alva Noto

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2012-10-22
 
El jueves pasado asistimos a un evento del reconocido Goethe Institut Mexiko, el cual se lleva a cabo cada año. Esta vez el cartel nos dejó decepcionados, excepto por Alva Noto.
 

Es la primera vez que reseñamos en Mentenebre uno de los conciertos anuales que ofrece el Goethe Institut Mexiko y que se centran tradicionalmente en la electrónica. Esta vez el cartel incluyó a DJs y músicos de ambas nacionalidades: por México Cubenx y Signal Deluxe y por Alemania Gebrüder Teichmann y Carsten Nicolai en su faceta de Alva Noto. Comenzaré tomando la negativa sin afán de parecer aguafiestas. Me dejó con bastante mal sabor de boca la oferta musical de la edición de este año. Y es que, quizás por la enorme difusión, la conjunción de géneros que cada uno de los proyectos ofreció se desvaneció al transcurrir la noche y uno, como público, terminó aturdido. ¿Por qué lo digo?, permítanme explicarme. Cuando llegamos, el ambiente estaba enrarecido por la apabullante presencia de esa fauna urbana denominada "hipster", personajes que, como los gremlins bajo un chorro de agua, se reproducen a tutiplén, invadiendo cualquier recóndito del espacio cultural.

En cuanto a los grupos, la aparición del primer dúo era de lo más patético que había visto en muchos años: unos jóvenes ataviados en la moda de los modernos presumiento un excelente y al parecer nuevo equipo consistente en tres laptops de la marca de la manzanita, un programa para los visuales muy parecido a los que utilizan en arquitectura y una onda sonora que, si bien buscaba la exploración, resultaba inconsistente y mostraba el trabajo de aficionados. Lo curioso fue que uno de ellos hacía la "música" mientras el otro hacía las veces de operador mediocre de los visuales, jugando a pasarse por pasillos tridimensionales construidos por ese software tipo Autocad y, más aún, rompiendo a cada segundo la unidad entre música y vídeo.

El segundo proyecto que salió a escena metió una onda bastante rara - en el sentido peyorativo del término -, en la cual me pareció que la constante fue la atmósfera clubber de un house raquítico, sólo agradable para los asiduos a los nidos electrónicos populacheros. Sorprendentemente, y después de mirar varias veces el reloj, su servidor se percató que había pasado casi una hora y media, tiempo necesario para dedicar tiempo a cualquier otra actividad que pudiera resultar redituable. Finalmente y después Noche Electrónica Alemana-Mexicana: Alva Notode estos trances típicos de los "juniors", esos jóvenes con dinero pero sin talento, pudimos ver en el diminuto escenario a Carsten Nicolai, tipo malencarado y bastante renuente al contacto con el público (quizás él también repudie las tribus urbanas), quien ofreció un recital bastante intenso, con breaks característicos de su última etapa como Alva Noto, en la cual los sonidos rimbombantes son más bien la comitiva para postrarse en la pista de baile toda la noche. Se echó de menos el aire experimental y exploratorio de algunos temas que hicieron que me convirtiera en un seguidor asiduo de sus producciones.

Está bastante claro: la diferencia entre Noto y Alva Noto no es sólo una palabra sino la metodología en el arte de hacer música. Me pareció un desatino total el centrar la salida del sonido a solamente un par de metros del montaje del equipo de Alva Noto porque el lugar estaba tan lleno que, quienes no podían encontrar una rendija entre el mar estos personajes de camisas cuadradas y pantalones estrechos, tenían que conformarse con recibir el eco distante. Aunque no fue mi caso, creo que es importante mencionarlo. La presentación del nipón fue bastante breve a comparación de lo que he podido corroborar en festivales como Mutek en otras latitudes y creo que fue un error artístico el centrar la velada en los sonidos tóxicamente bailables pero, como dice el refrán, "de los males el menos peor": pude ver a Alva Noto por primera vez y como solista después de su sensacional concierto junto a Ryuichi Sakamoto hace unos meses en la capital de la república mexicana. Ese sí, para que vean, fue un evento digno de un artista y no de un DJ de club como el que vimos la noche de ese jueves.

Por lo demás, quisiera agradecer al Goethe Institut por el evento pero creo que debería haber una purga y que no dejen entrar a logística y organización a la fauna hippie porque, como Midas degenerado, tiende a contaminar todo lo que toca. El instituto alemán ha dado mejores espectáculos en años anteriores, esperemos que lo tomen en consideración para los festivales venideros.

Artículos que también podrían interesarte:Evento Comentado por: Viaje al Abismo  {MN}

Información Relativa al Artículo

Enlaces Relacionados: Goethe Institut Mexiko & Alva Noto & Gebrüder Teichman
Videos:
Formato Video Localizado por MNPlayFragmento Alva Noto

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú Eventos Musicales } { Menú de Eventos }