Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Octubre - 2020
L M X J V S D
01 02 0304
05 06 07 08 09 1011
12 13 14 15 16 1718
19 20 21 22 23 2425
26 27 28 29 30 31
Noviembre - 2020
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 1415
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
10.00€ Det++
 
 
 Emociones desnudas, furia e irritación.

Chrysalide - "Don´t Be Scared, It´s About Life"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2012-01-30
 
El grupo francés Chrysalide nos presenta su tercer album para deleite de los fans de la música industrialy escarnio de las razas acomodadas. Un disco rayano en el caos y la violencia urbana que logra con éxito lanzar un mensaje contestatario en forma de breves pero intensas píldoras rojas.
 

"Don´t Be Scared, It´s About Life" es un trabajo de Chrysalide editado en Audiotrauma (Ref: Trauma21) en 2011.
Interpretado por Arco Trauma & Sico Trauma & Amnesy desde Francia y se centra en el estilo Industrial y tiene una duración de 52,36 minutos.
Enlaces Relacionados: Chrysalide & Audiotrauma
Valoración: 9 sobre 10

      Chrysalide es una banda francesa que practica una música de guerrilla, ruidosa, ecléctica y agresiva como pocas. Su último disco, “No te asustes, es parte de la vida” me recuerda poderosamente a los mejores Skinny Puppy (cuando el malogrado Dwayne Rudolph Goettel aportaba la idiosincrasia y el resto, el tono muscular), pero digamos que actualizado y tamizado por todas las modas electrónicas dignas de llevar esa adjetivación. Con esto queremos dejar constancia de que aquí, en este disco, encontrarán ustedes emociones desnudas, furia, irritación, cosas que se te pasan por la cabeza cuando te sientes estancado en tu trabajo, fuera de lugar y cabreado, pero no haces nada salvo, quién sabe, comprar algún libro o un compacto de ocasión.
Chrysalide - "Don´t Be Scared, It´s About Life"
Estos franceses de Chrysalide, decíamos entonces, canalizan eficazmente parte de esta frustración a través de una maquinaria de engranaje picudo, grasiento y desagradable, aportando bases rítmicas entrecortadas, golpes concisos, voces agrietadas, y letras indignadas, no exentas de razón, tal vez porque, pese a una forma que nos es poderosamente atractiva (ya ven, a uno le ponen los chillidos, la distorsión, el dub extremo, los samples masacrados, la mala leche más gamberra y molesta que se pueda exponer en garitos y tugurios), lo que realmente llama la atención de este trío de gabachos es la actitud. No en vano, son de la patria de la Revolución.

Y suponemos que de ahí unos cuantos hechos que configuran este proyecto, porque Chrysalide nos habla desde el encono, el desafío al orden establecido, la propuesta revolucionaria. Esta música está pensada y ejecutada bruscamente con intención de agitar las conciencias acomodadas y de decirnos al oído (casi rompiéndonos los tímpanos) que todo eso que nos mantiene la celda limpia no es menos excrementicio que la basura de fuera, que esto es una cárcel más amplia, y que aún estamos a tiempo de hacer lo que realmente nos dé la gana. Por eso se llaman crisálida, y no “pupa”, “imago” o “larva” (por cierto, gran disco el de los catalanes de Larva, qué casualidad que ambos cayeran en mis manos más o menos en las mismas fechas, y disculpen el inciso, no ha sido muy apropiado), porque una crisálida es el capullo en su estadio más llamativo, bello, desafiante, y lleno de esperanza.

Así que piensa el que suscribe estas líneas que esta gente son unos optimistas empedernidos; sí, señor: detrás de tanto grito mal encarado, guitarrazo cortante, sintetizador desgarrado, bajo la untuosa cubierta de negros óleos y cuerpos deslavazados hay un mensaje de amenaza, una idea un tanto infantil de que es posible cambiar las cosas, esto es, la posibilidad de hacernos ver la luz y convencernos de que tenemos que salir a la calle con un cóctel molotov y arrojarlo a la sede bancaria que tengamos más cerca. Qué pena que la vida no sea así de simple, ¿verdad? Será entonces cierto lo que dicen en 'Not my world' (tema 10 del álbum), que podemos vivir en el mismo planeta, pero no en el mismo mundo.

Artículos que también podrían interesarte:Trabajo Comentado por: Davo  

Información Relativa al Artículo
Estilos: Industrial
Nacionalidades: Francia
Más detalles sobre:

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }