Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Julio - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Agosto - 2020
L M X J V S D
0102
03 04 05 06 07 0809
10 11 12 13 14 1516
17 18 19 20 21 2223
24 25 26 27 28 2930
31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
17.00€ Det++
 
 
 ¿QUIÉN DIJO QUE LAS SEGUNDAS PARTES NUNCA FUERON BUENAS?

Deleyaman - "Fourth. Part Two"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2011-06-20
 
Los franceses Deleyaman cumplen lo prometido. Hoy tenemos el placer de presentar la segunda entrega de “Fourth”, un trabajo que muestra la gran maestría de una de las grandes promesas neofolk del nuevo siglo.
 

"Fourth. Part Two" es un trabajo de Deleyaman editado en Equilibrium Music (Ref: EQM034) en 2011.
Interpretado por Aret Madilian & Beatrice Valantin & Gerard Madilian & Mia Bjorlingsson & Ara Duzian desde Francia y se centra en el estilo Neofolk y tiene una duración de 58,37 minutos.
Enlaces Relacionados: Deleyaman & Equilibrium Music
Valoración: 8 sobre 10

      Deleyaman nos presenta la segunda parte de “Fourth”, un maravilloso díptico repleto de sentimentalismo, evocación y sosiego. Once cortes dan forma a esta magistral obra de neofolk que destaca por su música cálida, su sentimentalismo y sus melodías envolventes.

Deleyaman - "Fourth. Part Two"La mayoría de los cortes de “Fourth, Part Two” se extienden por la atmósfera de la misma forma en la que lo hace el hilo de humo que exhala un barra de incienso prendido, serpentea jugueteando con el aire en una interminable conversación en la que se utiliza al silencio como lenguaje, rebosante de caricias que el ojo humano no es capaz de ver, ni su mente comprender. La delicadeza de su sonido, la templanza que expresan sus notas y el interesante matiz de su vocalista Aret Madilian, nos recuerdan eventualmente a algunas composiciones del frontman de Dead Can Dance, Brendan Perry, durante su etapa en solitario, siendo deudores en cierta forma de trabajos como el celebérrimo “Eye Of The Hunter”, publicado en el año 1999 por 4AD. Por otra parte, Beatrice Valantin ofrece con su voz un matiz repleto de fragilidad y tristeza que convierten a algunas de las composiciones que conforman el disco en un dechado de pura pasión.

Con ello no quiero restar ni un ápice de calidad al trabajo que hoy se presenta. La inspiración y el influjo no son un pecado, más bien una necesidad inexcusable a la hora de componer. Deleyaman sabe llegar hasta el fondo del alma de un individuo sin necesidad de utilizar brújula. Son unos expertos a la hora de realizar odas que estimulan remarcadamente nuestros sentimientos, saben hacer vibrar a nuestras pasiones y despertar los recuerdos, saben hacer sucumbir al orgullo para dejarnos desnudos frente a un espejo. La música es el lenguaje del alma, es su única forma de expresión. Las palabras presentan una carga significativa, delimitada, acotada por la realidad y el estricto cerco del propio término en sí; la de la melodía es una carga sentimental, inefable. Es la mejor manera de presentarse al mundo, de dotarle de esencia.

No sabría decantarme por una de las dos partes de “Fourth”. El primer volumen se presenta como un disco fundamental para comprender a la banda, mientras que esta segunda parte consolida solventemente su estilo, complementándose de manera magistral con el ya reseñado. Entre las joyas que se amontonan en “Fourth, Part Two” podemos destacar por derecho propio su primer corte, ‘Change Things’ que abre de forma magistral este impresionante disco. Una tonada que desprende efluvios de parsimonia que liberan al espíritu de las dolencias sufridas por el transcurso del tiempo.

La tristeza envuelta en forma de pura evocación se nos descubre en su décimo corte, ‘September Song’; Sin lugar a dudas, es el tema más sentido de todo este trabajo. Un tema cantado a dúo en el que las voces de Aret y Beatrice se entrelazan formando una cadena de ácido desoxirribonucleico que transporta por el vacío los genes madre de la melancolía y la nostalgia. El eco producido por las incesantes y goteantes notas de guitarra nos recuerda la vacuidad que presenta el espacio que nos rodea, un vacío que sólo el artista sabe llenar, y en el caso de Deleyaman, un vacío que se tiñe de claroscuros y paisajes difuminados en escala de grises.

Si por algo se caracteriza esta banda es por su destacable sentimentalismo. Altamente recomendable para almas compungidas.

Artículos Relacionados:
Artículos que también podrían interesarte:
Trabajo Comentado por: Fernando O. Paíno  {MN}

Información Relativa al Artículo
Intérpretes: Deleyaman
Sellos: Equilibrium Music
Estilos: Neofolk
Nacionalidades: Francia
Más detalles sobre:
Dead Can Dance & 4AD

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }