Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Enero - 2018
L M X J V S D
01 02 03 04 05 0607
08 09 10 11 12 1314
15 16 17 18 19 2021
22 23 24 25 26 2728
29 30 31
Febrero - 2018
L M X J V S D
01 02 0304
05 06 07 08 09 1011
12 13 14 15 16 1718
19 20 21 22 23 2425
26 27 28
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
12.00€ Det++
 
 
 Ten cuidado con lo que bebes...

Doctor Jekyll y su hermana Hyde

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2010-12-13
 
Éste clásico de la Hammer esconde bajo su fachada de entretenida película de terror uno de los argumentos más complejos y turbadores de la historia de La Casa de la Sangre, con referencias a la dualidad hombre-mujer, a una pretendida misoginia y a que cualquier medio vale con tal de conseguir un fin.
 

"Doctor Jekyll y su hermana Hyde" dirigida por Roy Ward Baker con la distribución de Universal Pictures Iberia y presentada 1971.
Interpretada por Ralph Bates como doctor Jekyll & Martine Beswick como hermana Hyde & Gerald Sim como profesor Robertson & Lewis Fiander como Howard & Susan Brodrick como Susan & Dorothy Alison como Mrs Spencer & Ivor Dean como Burke & Philip Madoc como Byker & Irene Bradshaw como Yvonne & Neil Wilson como policía & Paul Whitsun-Jones como sargento Danvers & Tony Calvin como Hare & Virginia Wetherell como Betsy desde Gran Bretaña y pertenece al género Terror , tiene una duración de 97 minutos.
Enlace Relacionado: Universal Pictures Iberia
Valoración: 9 sobre 10
Videos:
Formato Video Localizado por MNPlayDoctor Jekyll y su hermana Hyde trailer (inglés)

      Doctor Jekyll y su hermana HydeEn el barrio londinense de Whitechapel una prostituta es asesinada a cuchilladas por una elegante figura enlutada. Enseguida sabemos que el asesino es el doctor Henry Jekyll, quien tras su crimen trata de dejar por escrito las circunstancias que le han llevado a cometer ese y otros actos horribles. Todo comenzó con sus investigaciones sobre la consecución de un antivirus universal y de una cura para la difteria y para el cólera. Ante la lentitud de sus experimentos decidió acortar su camino tratando de conseguir la fórmula para un elixir de la juventud a base de hormonas femeninas que consigue de cadáveres, o bien de la morgue, o bien desenterrándolos con la ayuda de Burke y Hare, dos famosos ( y auténticos ) ladrones de cadáveres de la Inglaterra victoriana, quienes incluso llegarán a asesinar para proporcionarle al doctor material de estudio.

Finalmente el médico está listo para probar su elixir, dando como resultado la transformación en una bellísima y sensual mujer, pero dicha transformación es demasiado breve. El doctor Jekyll necesita más material para seguir con sus trabajos pero, muertos Burke y Hare en una revuelta popular contra ellos, será él mismo quien se encargue de conseguir nuevos y frescos cuerpos recurriendo al asesinato de prostitutas. Cuando la policía empieza a dirigir sus sospechas hacia él, Jekyll decide cometer sus crímenes transformado en mujer, lo que le salva momentáneamente del seguimiento policial pero no del que le hace el doctor Robertson, un amigo suyo que está al corriente de sus experimentos y que está intentado sumar dos más dos pero sin terminar de darse cuenta que son cuatro. Cuando por fín lo hace es demasiado tarde para él.

Poco a poco el doctor Jekyll se está dando cuenta que su “hermanaHyde se está haciendo cada vez más fuerte, poseyéndole y anulándole; él se dá cuenta de la espiral criminal en la que se halla inmerso y le horroriza. En su mente se desata una lucha feroz entre su lado masculino, más débil, y el lado femenino que ha despertado su elixir, más fuerte, tenaz y que desea estar más presente cada vez. Es precisamente Hyde quien decide asesinar a Susan, la joven y dulce vecina que se ha enamorado de Jekyll, pues su muerte marcará el final del conflicto entre las dos personalidades a favor suyo. Así, se lanza a perseguirla por las neblinosas calles de Whitechapel, pero cuando está a punto de apuñalarla en la niebla, el lado masculino consigue sobreponerse y la muchacha escapa indemne sin darse cuenta de nada. El doctor llega a la conclusión que necesita un asesinato más para concluir su experimento y eliminar a Hyde y así volvemos al principio de la película, al asesinato del comienzo. Tras el crimen, y mientras Jekyll escribe su confesión, un organillero ciego que ha sido testigo involuntario de varias de las muerteses interrogado por la policía, sacando como conclusión que el criminal es el doctor. Cuando van a buscarlo, este intenta escapar subiéndose a los tejados pero acaba cayendo al suelo, donde los horrorizados testigos de su muerte contemplan un cadáver con un rostro informe medio masculino, medio femenino.

Doctor Jekyll y su hermana HydeCon el comienzo de la década de los setenta la Hammer se ve inmersa en medio de un proceso de renovación desesperada, tratando de reencontrar la chispa que años antes hacía que sus películas fuesen grandes éxitos de taquilla. Dicho proceso trajo consigo un efecto contrario al deseado, con filmes cada vez más desquiciados, con un mayor componente de sexo y violencia y unos argumentos delirantes y alejados del interés de la mayoría del público. Sin embargo, en medio de ese maremágnum, algunas películas consiguieron extraer beneficio de esa situación, ajustándose de manera excelente a esa tormenta de ideas locas que pasaban por los cerebros de los guionistas y aprovechándolas para conseguir encaramarse al pódium de las películas más destacadas de la casa.

Este es el caso de Doctor Jekyll y su hermana Hyde, película que a partir de una idea en principio sumamente freak, como es que el doctor Jekyll se convierta en mujer y no en monstruo tras ingerir su pócima, se constituye en uno de los más grandes y originales clásicos de la Hammer. El mérito de este hecho puede atribuirse tanto al director, el muy eficaz artesano Roy Ward Baker, como al actor principal, el siempre convincente Ralph Bates, ya visto en películas de la casa como El poder de la sangre de Drácula (1969) o Lujuria para un vampiro (1971), y que aquí realiza un trabajo más que eficaz como el torturado doctor Jekyll.

Pero tampoco podemos olvidarnos de la protagonista femenina, la bella Martine Beswick, ya vista en films de la Hammer como Mujeres Prehistóricas (1967) o Hace un millón de años (1966), amen de en unas cuantas películas de la serie de James Bond, como por ejemplo Operación Trueno (1965). Su feminidad desbordante y su arrolladora sensualidad marcan el punto erótico de la película, un punto erótico que la Hammer ya había adoptado como una de las señas de identidad de sus películas. Su interpretación es fascinante y perturbadora, encarnando con perversa voluptuosidad a una de las villanas más malignamente encantadoras del universo Hammer.

Pero el punto más destacado de Doctor Jekyll y su hermana Hyde es, sin duda alguna, su guión, escrito por Brian Clemens, futuro director de Capitán Cronos, cazador de vampiros (1973). La película plantea una perturbadora lucha entre el lado femenino y el lado masculino que subyace dentro de todos nosotros. Tras la ingestión del brebaje por el doctor su "lado femenino" aflora, sacando al exterior sus más turbulentas y negras pasiones y convirtiéndose en una asesina lasciva, cruel y profundamente perversa. Hay quien ha querido ver una profunda raiz misógina en este elemento de la película, pero yo no termino de verlo completamente así; es más una cuestión de jugar con el morboque producenlas femme fataleque otra cosa. Pero no este el único tema interesante que fluye por el guión de esta película, sino que también se combina con el de el fin justifica los medios. El doctor Jekyll no duda en cometer un primer crimen para llevar a cabo sus experimentos, pero cuando la situación le atrapa y tiene que seguir cometiendo entonces es cuando empieza a sentir unos profundos remordimientos, que sin embargo no le impiden seguir asesinando.

Doctor Jekyll y su hermana HydeLa ambientación de la época es sencilla, pero relativamente bien conseguida, como suele ser habitual en las películas de la Hammer. Las calles del Londres nocturno y de los bajos fondos, más limpias de lo que en realidad estaban entonces, están llenas de una neblina oscura que proporciona una adecuada atmósfera siniestra a las escenas de los crímenes. Se nota que no está al frente de la película el equipo artístico de los grandes clásicos pero aún así el resultado es más que notable y contribuye, junto con la ágil dirección de Roy Ward Baker, a meternos de lleno en la historia desde el principio.

La presente edición en dvd no destaca precisamente por la cantidad de extras que contiene, tan sólo una breve galería fotográfica, amen de la obligatoria selección de escenas y de la posibilidad de escuchar la película en español y en versión original subtitulada. Aunque no son algo imprescindible, una buena selección de extras no hubiera hecho sino aumentar el interés que ya de por sí tiene esta estupenda película, uno de los clásicos de la Hammer y, por tanto, de vista obligada para cualquier aficionado al buen y añejo cine de terror.
Artículos Relacionados:Reseña Escrita por: Juan Antonio Jordan  {MN}

Información Relativa al Artículo
Estilos: Terror
Nacionalidades: Gran Bretaña

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú DVD Cine } { Menú de Reseñas Cine }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }