Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Septiembre - 2020
L M X J V S D
01 02 03 04 0506
07 08 09 10 11 1213
14 15 16 17 18 1920
21 22 23 24 25 2627
28 29 30
Octubre - 2020
L M X J V S D
01 02 0304
05 06 07 08 09 1011
12 13 14 15 16 1718
19 20 21 22 23 2425
26 27 28 29 30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
7.00€ Det++
 
 
 El dark folk como herramienta de venganza

Death in June - "All Pigs Must Die" (reedición 2008)

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2009-09-14
 
Leprosy Discs reedita esta oda a la venganza de Douglas Pearce, tras su ruptura con World Serpent, donde el lirismo apocalíptico deja paso a textos cargados de un odio visceral contra los jerifaltes de la extinta discográfica.
 

"All Pigs Must Die" es un trabajo de Death in June editado en Leprosy Discs (Ref: LEPER CD4) en Diciembre de 2008.
Interpretado por Douglas Pearce como cantante y guitarra & Andreas Ritter acordeón y flauta & Campbell Finley trompeta & Boyd Rice discursos desde Gran Bretaña y navega entre los estilos Dark Folk & Neofolk y tiene una duración de 39,15 minutos.
Enlace Relacionado: Death in June
Valoración: 8 sobre 10

      La venganza suele ser un plato que se sirve mejor frío, premeditado y de calculadora manera y Douglas P. no iba a ser menos. Desde la paródica, feísta y casi enfermiza portada del disco, donde nuestro enmascarado predilecto aparece, daga en mano, acompañado detres figuras porcinas tomando el té en un decorado infantiloide y pesadillesco, hasta los títulos de las canciones, todo nos evoca un odio tremendo. El cd es de una duración bastante ínfima, apenascuarenta minutos, pero entre losonce temas encontramosseis realmente buenos, prácticamente clásicos de la discografía de Death in June. Los otroscinco cortes siguen la estela de muchos de otros trabajos ( 'Death is a Drummer' de "The Wall of Sacrifice", 'Death of a Man' de "The World That Summer", por citar algunos ejemplos ) en los que la cacofonía ylos ecos industriales martilleantes y delirantes imperan a lo largo del tema y sepultan el lirismo y la nostalgia folk.

Hemos de retrotaernos a 1991, fecha de la creación de World Serpent Distribution, para empezar a entender un poco este berenjenal dark folk. En este año Douglas P. colabora en la creación del sello distribuidor, incluso en acuñar el nombre, basado en la serpiente Jörmungandr de la mitología nórdica. No obstante la compañía ya existía desde finales de los años 80, con sus tres cabezas visibles: David Gibson, Alison Webster y Alan Trench.

Bajo World Serpent se distribuirá música de tintes esotéricos, experimentales y post-industriales, como Current 93, Sol Invictus, Boyd Rice, In Gowan Ring o Nurse With Wound, se publicará el material que Douglas tenía bajo NER y se colaborará con numerosos artistas. A finales de los años 90 la marcha de Boyd Rice de la distribuidora es seguida por el abandono casi masivo de otros muchos artistas, Douglas Pearce y Albin Julius entre ellos, debido a un tremendo descontento con el sello.

Death in June - "All Pigs Must Die" (reedición 2008)Muchos de ellos emigrarían a Tesco Distribution Germany o a Eis Licht. El citado descontento llegó a los tribunales, Douglas Pearce tuvo problemas, como otros tantos artistas, en lo referente a términos económicos y distribución de sus trabajos. Todo este masivo éxodo repercutió directamente en que el número de lanzamientos fuese disminuyendo cada vez más, hasta que en 2004 ya se declara la bancarrota y desaparición definitiva de World Serpent.

Así, la bilis acumulada sirvió a Douglas Pearce, ayudado por Boyd Rice, el acordeón de Andreas Ritter de Forseti y la trompeta de Campbell Finley, para realizar en 2001 esta venganza sobre los "3 cerditos" de World Serpent, venganza trajeada con las mejores galas dark folk, eso sí.

El disco abre con la nada sutil 'All Pigs Must Die', un tema archiconocido para los seguidores de Death in June, que si bien líricamente no es de lo mejor que ha escrito Douglas, en lo musical podemos encontrar los elementos ya clásicos de esta época de la banda, con trompeta y acordeón acompañando la guitarra y la voz.

Mucho más siniestra resulta la segunda canción 'Tick Tock', con presencia más notable del acordeón de Andreas Ritter y un mensaje agorero, un porvenir oscuro para lostres cerditos protagonistas: "Tick Tock Tick Tock Tick TockThree piggies standing in the dock Their pockets all empty and bare their futures, their homes, nowhere". Aquí no tenemos ni atisbo de la temática pagana, odas retorcidas al amor u otros elementos líricos característicos del grupo, sino pura rabia supurando.

'Disappear in Every Way' es otro de los grandes cortes del trabajo, nuevamente con los tres cerdos protagonistas, esta vez con amenazas de encantamientos rúnicos nada veladas. Casi nada: "From the Olympic City we will cast Our runic charms, our charms that last Enough for a pig a day, enough to make them pay".

En 'The Enemy Within' seguimos con la bilis desbordada, quizás en el mejor tema de todo el disco, pausado y con los adecuados arreglos para diferenciarlo de los cortes precedentes.

En 'We Said Destroy II' la voz de Boyd Rice acompañado por desagradables ecos de gruñidos de cerdos nos introduce el tema, también de los destacados del disco; quizás aquí empieza a lastrar un poco la "porcina" temática, relativa y principal tara del disco que se intensifica a partir de este corte.

'Flies Have Their House'es la última canción que sigue, salvo en su parte final, la línea dark folk de los primeros temas, a partir de aquí encontramos refritos de los temas precedentes, con matices industriales que rozan el ruidismo. 'With Bad Blood' es una versión del siniestro 'Tick Tock' pero más enfermiza.

Loscuatro últimos temas siguen esta tónica de ruido, distorsión y desparrame cacofónico, que realmente no aportan nada al disco que no hayan hecho las primeras canciones, todas ellas excelentes y más que dignas de figurar en la discografía de Death in June.

La presentación física del disco resulta bastante austera, un digipack con la citada peculiar portada y un interior donde no encontraremos las letras de las canciones, por desgracia.

"All Pigs Must Die" quizás no sea el mejor álbum para iniciarse en Death in June, por supuesto lejos queda de los clásicos del grupo ( "Rose Clouds of Holocaust", "But, What Ends When The Symbols Shatter?","Brown Book"...) pero no llega a ser un trabajo malo ni a rozar la mediocridad, tan sólo que la venganza que nos sirve Douglas P. se hace algo reiterativa, si bien entre ese odio se pueden sacar auténticas joyas folk como los seis primeros cortes.

Artículos Relacionados:
Artículos que también podrían interesarte:
Trabajo Comentado por: Fallschirmjäger  

Información Relativa al Artículo
Intérpretes: Death in June
Sellos: Leprosy Discs
Estilos: Dark Folk & Neofolk
Nacionalidades: Gran Bretaña
Más detalles sobre:
Death in June
Current 93

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }