Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Julio - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Agosto - 2020
L M X J V S D
0102
03 04 05 06 07 0809
10 11 12 13 14 1516
17 18 19 20 21 2223
24 25 26 27 28 2930
31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
20.00€ Det++
 
 
 Un pedazo desgarrador de la historia de la Francia más oscura del período de entreguerras

Les Joyaux de la Princesse - "Aux Volontaires Croix de Sang"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2008-05-25
 
Entre las brumas de una Europa que aún sangra, una Francia cansada lame sus heridas con orgullo de lobo. Erik Konofal nos lleva a su patria de nuevo, esta vez al agitado período entre las dos Guerras Mundiales, para presentarnos al movimiento sociopolítico Croix de Sang, militarista y antiparlamentario.
 

"Aux Volontaires Croix de Sang" es un trabajo de Les Joyaux de la Princesse editado en LVN (Ref: LVN IV) en 2007.
Interpretado por Erik Konofal órgano y programaciones desde Francia y navega entre los estilos Ambient & Dark Folk & Martial y tiene una duración de 62,31 minutos.
Enlace Relacionado: Les Joyaux de la Princesse
Valoración: 9.5 sobre 10

      "Aux Volontaires Croix de Sang" es la culminación musical de la carrera de Les Joyaux de la Princesse, el proyecto unipersonal de Erik Konofal, trayectoria plagada de trabajos interesantísimos y agotados, e iniciada en 1989 con "Aux Petits Enfants de France" (una grabación en cassette), y culminación también temática de la obsesión personal del autor: La Francia de principios a mediados de siglo, abarcando las dos Guerras Mundiales y el período de agitación política entre ambas, así como los oscuros movimientos de derechas que en su seno aparecieron. El último album publicado, "1940-1944", constaba de 3Cds conmemorativos del 20 aniversario del grupo/proyecto, que recuperaba las primeras grabaciones en cassette y vinilo. Tras joyas como "Ostenbraün", colaboración con Death in June, genial e imprescindible experimento, o el recomendado "Die weiße Rose" nos llega un album tremendamente ambiental, que busca ubicarnos en otros tiempos y lo logra a la perfección. Al igual que Albin Julius en sus dos grupos entendía sus trabajos como una unidad, un bloque temático, al no titular las canciones más que con números romanos, evitando así la asimilación de las canciones como "hits", aquí sucede algo similar, de hecho nos costará percibir el cambio entre una pista del disco y la siguiente. No encontraremos estribillos, ni acordes pegadizos; voces marciales de selectos sampleos y órganos atronadores serán nuestros acompañantes, junto con el tratamiento de envejecimiento del sonido (tremendamente atmosférico), y, en ocasiones, hasta el nostálgico rayar de la aguja sobre el vinilo.

Les Joyaux de la Princesse - "Aux Volontaires Croix de Sang" "Aux Volontaires Croix de Sang" empieza con 'Sur La Tombe D´Un Camarade (1919)', que nos retrotrae a una posible visita, al finalizar la Gran Guerra, a la tumba de un amigo muerto en el Frente, todo gracias a un solemne órgano con el que recordar días de trincheras embarradas, alemanes y miseria. Las simientes del culto a los caídos y militarismo que marcan el inicio del movimiento Croix de Feu ya estaban sembradas, esperando ser llevadas por vientos de cambio en Francia y germinar en el seno de la nación con uno de los mayores y más preparados ejércitos de Europa. En 'Champs des Martyrs' la nostálgica solemnidad del solitario órgano se torna tétrica y densa, y empieza el elemento marcial del trabajo, según voces en el francés más dictatorial se suceden de un auricular a otro, entre distantes y apagados gritos de multitudes, superponiéndose voces y discursos. El tema acaba con una melodía sucia y lejana, y una nueva voz salida de comienzos de siglo nos lleva hasta 'Decores Au Peril de Leur Vies', como comentábamos el paso de canciones está tan cuidado que no puede sino concebirse el album entero como una única canción, para nada un mero conjunto o sucesión de temas . La distorsión en este tema se va incrementando, como una aguja rayando el vinilo una y otra vez, y antes de que podamos darnos cuenta la percusión hace acto de presencia y estamos escuchando 'March des Croix de Sang (et allocution du Capitain Hanot d Hartoy)' donde entre himnos lejanos, casi borrados por el tiempo, un órgano empieza a insuflarnos un nuevo sentimiento, que ya no es de miedo o lamento por el camarada caído, sino un esbozo de esperanza y unidad. Poco a poco la voz del Capitán d´Hartoy va cobrando protagonismo y entonces reconocemos esas voces del segundo corte. El órgano omnipresente y la voz del capitán luchan por imperar en uno de los mejores cortes del disco.

Les Joyaux de la Princesse - "Aux Volontaires Croix de Sang" Sigue a este tema 'Pour Sauver L´Ordre', con voces masculinas sampleadas de canciones antiguas, que nuevamente suenan lejanas en tiempo y espacio, tapadas por un órgano que va in crescendo hasta lograr cotas ensordeceras que nos invitan a pensar en caos y convulsiones sociales. Finaliza con un discurso de absorbente atmósfera que continua en 'La Voix Nationale (Français Choisissez)', donde nuevamente escuchamos sampleos históricos ahogados y perdidos en el eco.

'Des Cris dans la Tempete' es un tema donde el órgano nos infunde miedo, junto con los coros militares, una percusión semejante a botas de soldados marchado y gritos que, como cita el título del tema, parecen estar embebidos en plena tempestad, es uno de los cortes de carácter más marcial del disco, entre un tono tétrico. En su parte final se suaviza un poco y enseguida estamos en el octavo track 'L´ Union Des Patriotes (1927-1929)' que hace referencia, primero a la creación de los Croix de Feu como asociación de veteranos de la Primera Guerra Mundial, bien heridos de guerra o condecorados con la Croix de Guerre por sus méritos (requisito de acceso que se eliminó posteriormente), por obra de Hanot D´Hartoy, y segundo a la duración del mandato del Capitán, que acabó en 1929, pasando el liderazgo a manos de la Rocque. En este tema se entreven tintes futuristas y entornos sonoros más vanguardistas y menos opresores o belicistas que en las previos temas, al igual que en el siguiente 'Impressions D´Un Officier Blessé'.

Tras esta relativa tregua, nos aproximamos a la recta final de la obra, primero con uno de los mejores temas 'Pour la Patrie', en el que el órgano tras generar una atmósfera lúgubre y aglomerada con cierto regusto fúnebre da paso a sampleos de tintes clásicos que recuerdan vagamente a Der Blutharsch y un nuevo discurso que nos enlaza con 'Hymne des Croix de Sang (1934)', dramático y denso.
'Les Croix de Feu' es un tema donde Konofal apenas parece intervenir, sampleando una canción de la época entera, con la suciedad característica del sonido ajado de entonces, quizás ensuciándolo más adrede para concederle ese toque de antigüedad y saturación, mientras la voz de Marcel Dambrine nos sobrecoge con un sentir de épica patriota.

En el tema que da nombre al álbum, 'Aux Volontaires Croix de Sang' es otro destacado del disco, con sus notas barrocas y embebidas de tristeza gris, nuevamente aderezados de selectas piezas de época en una tenue neblina de fondo.

'Front Franc et Flambeau' (a título histórico Le Flambeau fue la publicación impresa de los Croix de Feu) vuelve a recuperar el tono marcial de las primeras canciones pero los acordes del órgano nuevamente aportan el toque de oscuridad culminando en las melodías y exhortos apenas audibles en una batalla con la distorsión que parece ser el inmisericorde Tiempo, para finalmente triunfar la voz de Hanot D´Hartoy al igual que en 'Marche des Croix de Sang', pero el aparente "optimismo" aquí se desvanece con una sensación de vacío.

El cierre del trabajo es inmejorable, Konofal recupera otra canción de época, 'Cimetiere', cantada por Charles Panzerá y sin ayuda de órganos ni más artificios que nuevamente el sonido crudo y evocador de la aguja sobre el vinilo, nos azota toda la oscuridad, nostalgia espectral y drama a base de voz (tristísima) y piano. En los últimos segundos de canción será ese sonido del tocadiscos cuanto nos indique que la grabación histórica convertida en disco que acabamos de escuchar, ha finalizado.

Si el aspecto musical es intachable, la presentación física del disco tampoco ha sido descuidada en absoluto. Tanto la versión en digipack como la versión deluxe dejan entrever el mimo y la dedicación que se ha puesto en todo el trabajo, entendiéndolo como un conjunto. La edición en digipack se presenta en un tono azul suave, con el emblema de los Croix de Feu en la portada (la Croix de Guerre con el cráneo humano) sobreimpreso en un color metalizado. En el interior de la portada encontramos un libreto de 16 páginas con carteles y titulares de periódicos de la época, que nos ayudarán a viajar a la Francia de entonces (aunque las 15 pistas se bastan por sí solas para ello), lo más curioso es sin duda un cartel con la programación de un acto benéfico para los Croix de Sang en la que vienen los títulos de las canciones. El propio cd está decorado con un llamativo cartel propagandístico, con un resultado elegante y llamativo. La edición de lujo viene con un vinilo, poster, partitura musical de Marcel Dambrine y un pequeño librito, en francés, con información sobre los Croix de Sang.

Todo el crisol de sensaciones que hemos ido experimentando empiezan ya a reposar, toda la evocación de vívidas imágenes de época se calma en nuestro cerebro, hemos viajado desde brumosos recuerdos de las trincheras de la Primera Guerra Mundial donde morían nuestros hermanos a las calles del París más turbulento. Hemos formado parte de una Academia de la Muerte, una Orden selecta y elitista a la que se accedía a base de sangre y fuego. Hemos escuchado a brillantes oradores que buscaban una nación mejor y evitar que se utilizara a los camaradas veteranos como meras marionetas de siniestros intereses y hemos asistido a toda una declaración de principios en tiempos en los que la gente moría por sus ideales. Konofal ha sido nuestro guía en este viaje. Y, con los ojos aún parpadeantes de incredulidad, emoción y miedo, sentimos que ha sido un placer infinito.

Artículos Relacionados:
Artículos que también podrían interesarte:
Trabajo Comentado por: Fallschirmjäger  

Información Relativa al Artículo
Intérpretes: Les Joyaux de la Princesse
Estilos: Ambient & Dark Folk & Martial
Nacionalidades: Francia
Más detalles sobre:
Death in June
Der Blutharsch

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }